ENVÍOS A TODO CL | ENVÍO GRATIS DESDE $60.000 EN RM (COMUNAS SELECCIONADAS)

0

Tu carrito está vacío

Receta de Osobuco a la Olla con Polenta y Aceite de Oliva Santiago

junio 20, 2024 2 minuto/s de lectura

Receta de Osobuco a la Olla con Polenta y Aceite de Oliva Santiago
Receta de Osobuco a la Olla con Polenta y Aceite de Oliva Santiago

Receta de Osobuco a la Olla con Polenta y Aceite de Oliva Santiago

Esta receta combina la ternura del osobuco cocido lentamente con el sabor cremoso de la polenta, todo realzado con el toque único del Aceite de Oliva Santiago. Es un plato reconfortante, ideal para los días fríos.

Detalles de la Receta

Tiempo total: 2 horas 30 minutos

Cantidad de porciones: 4

Nivel de dificultad: Medio

Ingredientes

  • 4 trozos de osobuco
  • Sal y pimienta al gusto
  • 2 cdas de Aceite de Oliva Santiago Premium
  • 1 cebolla grande, picada
  • 2 zanahorias, picadas
  • 2 tallos de apio, picados
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 1 taza de vino tinto
  • 2 tazas de caldo de carne
  • 1 lata de tomates en cubos
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cdta de tomillo seco
  • 1 taza de polenta
  • 4 tazas de agua
  • 1 cda de mantequilla
  • 50 grs de queso parmesano rallado

Instrucciones

Para el Osobuco:

  1. Sazona los trozos de osobuco con sal y pimienta. En una olla grande a fuego medio-alto, calienta el Aceite de Oliva Santiago y dora los trozos de osobuco por ambos lados. Retíralos de la olla y reserva.
  2. En la misma olla, añade la cebolla, zanahorias, apio y ajo. Cocina hasta que estén suaves. Agrega el vino tinto y deja que se reduzca a la mitad.
  3. Vuelve a colocar el osobuco en la olla. Añade el caldo de carne, los tomates en cubos, la hoja de laurel y el tomillo. Lleva a ebullición, reduce el fuego, tapa y cocina a fuego lento durante 2 horas o hasta que la carne esté tierna.

Para la Polenta:

  1. En una olla mediana, lleva el agua a ebullición. Vierte la polenta lentamente, revolviendo constantemente. Reduce el fuego y cocina hasta que la polenta se espese. Retira del fuego y añade la mantequilla y el queso parmesano. Sazona con sal al gusto.

Pro tip: Para un mejor resultado, asegúrate de revolver la polenta constantemente mientras se cocina para evitar grumos y obtener una textura cremosa.

Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.